Diseñadora inglesa creó los tacones más caros del mundo. Su precio es ridículamente imposible

Share Button

Si, podemos decir que aunque el precio de un producto no siempre refleja su calidad, sí puede ser una señal del tipo de materiales que se usaron y ayudarnos a tener una mejor idea sobre lo que vale y decidir si queremos comprarlo. Sin embargo, hay cosas que realmente tienen precios de locos, y de seguro lo pensarías muy bien antes de adquirirlos.

Como estos tacones que verás a continuación:

Debbie Wingham

La verdad se aleja mucho de esto. Antes de que empieces a intentar adivinar la suma, seré directo: Tienen un valor de $15.1 millones de dólares.

La obra de la diseñadora británica Debbie Wingham es la más cara de este tipo, tratándose de unos tacos de aguja incrustados con piedras y metales preciosos.

Wingham es reconocida a nivel mundial por sus creaciones derechamente opulentas y que claramente no están al alcance de todos los bolsillos, siendo sus servicios solicitados principalmente por celebridades, miembros de la realeza y la élite multimillonaria.

Incluso no es la primera vez que lo hace, pues también cuenta con el título de elaborar el vestido más caro del mundo, una Abaya rojo diamante con más de 2000 diamantes -valga la redundancia-, además de tener el diamante rojo más caro del mundo y valuado en un total de $15.45 millones de dólares.

La cosa no termina ahí: su compañía de pasteles, Couture to Cakes, elaboró un pastel con diamantes incrustados que costó $64 millones de dólares.

Debbie Wingham

Para los tacos colaboró con el artista Chris Campbell, quien llevó el diseño de Wingham a la realidad luego de cientos de horas de arduo trabajo.

Tienen diamantes rosa de tres quilates y azules de un quilate, que solos cuestan más de $128 mil dólares. También tienen diamantes perfectos de tres quilates y 1000 diamantes en una marco de platino, con el fin de que parezca un pastel.

Además cuentan con cierres y suelas de oro sólido y cuero pintado también con oro, pero de 24 quilates. Las puntadas fueron hechas con hilo de oro de 18 quilates y en su interior están adornados con inserciones de dicho hilo. Flores de jazmín hechas con cuero arábigo dan el toque final a las piezas.

Debbie Wingham

Los zapatos fueron enviados a una familia rica de Dubai, cuya identidad no ha sido revelada.

Fuente: www.upsocl.com

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *